Sicar es pozo. Los pozos y fuentes no suelen estar en el camino. Hay que irse a un lado, andar un trecho fuera del camino y refrescarse allí del calor y del cansancio. Sicar es pozo... Un lugar de encuentro. Allí está siempre el Señor esperando al sediento. Como buen pozo nuestro "desdesicar" no está en el camino. Hay que parar un momento el trajín de la vida diaria y salir...

Iglesia Adorado y amado Discernimiento y vocación Acogida y encuentro Renovación carismática Liturgia La palabra Formación