SACERDOTES SANTOS. San Juan de vila

"Mirémonos, padres, de pies a cabeza, ánima y cuerpo, y vernos hemos hecho asemejables a la sacratísima Virgen María, que con sus palabras trajo a Dios a su vientre ... ¿Por qué los sacerdotes no somos santos, pues es lugar donde Dios viene glorioso, inmortal, inefable?

Relicarios somos de Dios, casa de Dios, y -a modo de decir- criadores de Dios; a los cuales nombres conviene gran santidad. Esto, padres, es ser sacerdotes."

S. Juan de vila