LOS SANTOS... MODELOS DE REFERENCIA.

"Los santos ofrecen su vida, por amor, para realzar la voluntad de Dios. Y logran transformar el mundo: "los santos, son los verdaderos reformadores. Ahora quisiera expresarlo de manera más radical aún: sólo de los santos, sólo de Dios proviene la verdadera revolución, el cambio decisivo del mundo" (Benedicto XVI: Discurso en Colonia, 20 de Agosto 2005).

La Iglesia, Madre y Maestra, de su acervo de santidad multisecular, propone a personas de todas las clases sociales, de todos los tiempos, de todas las edades, modelos que ayuden a otros hombres y mujeres a ser santos: "Entre todos los que gozan ya de la visión de Dios, la Iglesia canoniza a algunos, proponiéndoles como modelos e santidad para todos los cristianos. cada vez que esto ocurre, la Iglesia se llena de alegría porque uno de sus hijos ha conseguido el premio prometido por Cristo. Siempre que esto ocurre, cada cristiano se llena de esperanza, porque un hermano suyo -con las limitaciones de la naturaleza humana. ''ha llegado a la meta en la carrera'' (2 Tim 4, 7), ha conseguido la fe" (Juan Pablo II: Homilía en asunción Paraguay, 16 de mayo 1988)

Modelos que nos gritan que la santidad no sólo es posible, sino que es una meta al alcance de quienes quieren seguir al Maestro. El mundo de hoy necesita modelos que imitar, modelos buenos que animen a seguir a Jesús: Todos necesitamos ser animados por todos. ¡nimo!, la santidad es posible, es posible en cualquier situación, a pesar de los condicionamientos del mal. Sólo un gran florecimiento de santidad puede dar una respuesta adecuada a la crisis de nuestro tiempo. Por eso es necesario el ánimo, el ánimo que nos dan los santos" (Juan Pablo II: Homilía en la parroquia Romana de San José Moscati, 21 de febrero 1993)

Los niños y los jóvenes de hoy, necesitan más que nunca modelos de referencia. Modelos que les hablen, con el ejemplo de sus vida heroicas, que es posible la santidad.

PAREDES Javier   Santos con pantalón corto

Homo Legens, Madrid 1008. pp 16-18